ENERGÍAS (V)

Las Tinieblas de la Mente

Las normas superlativas no son cuantificables, pues es imposible establecer una cantidad definida desde lo acotado de nuestra consciencia y percepción, cinco, cincuenta, cinco mil, son números del hombre, no de la creación. Pero como somos Seres que habitamos un cuerpo perecedero de carbono, en un espacio matricial virtual tridimensional, debemos adaptarnos y respetar ciertos formatos para comunicarnos, en ellos lo cuantificable es necesario para poner un orden lógico a los sucesos, sean cosas, ideas, emociones, sentimientos o cualquier forma de expresión que utilicemos. La energía de esos sucesos está impregnada de esas normas superlativas y de nuestra propia interpretación de ellas y sus leyes, por tanto esos sucesos no dejan también de ser superlativos para que puedan expresarse en toda forma de vida consciente. Debido a esto, podríamos seguir indefinidamente nombrando normas superlativas con las leyes respectivas por largo tiempo, pero sería intentar conocer el desierto contando los granos…

Ver la entrada original 769 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s